PADRINOS Y AHIJADOS

Como todos los años, los más grandes de la escuela comparten los primeros recreos con los más chicos, acompañándolos y orientándolos para ayudarlos en el proceso de adaptación al nivel primario.